Truman Capote siempre desayunará con diamantes

Share Button

Truman Capote que en realidad se llamaba Truman Streckfus Persons fue un periodista y escritor estadounidense que alcanzó una fama y reconocimiento nunca antes reservada a un periodista. En este caso se puede decir que si las novelas son como los hijos de un escritor, sus hijos, “A sangre fría” y “Desayuno con diamantes” le hicieron famoso.

El inventor de la novela de no-ficción

La novela de no ficción o novela testimonio ya tuvo sus comienzos en 1957 con la publicación de “Operación masacre” de Rodolfo Wash, donde se novelan hechos reales periodísticos. “A sangre fría” se publicó en 1966 y es considerada como un hito en la historia del periodismo estadounidense.

Truman empezó a escribir la novela en 1959, se documentó ampliamente y debió suponerle un gran esfuerzo. Un dato significativo es que Capote nunca completó otra novela después de esta. En ella se narra la historia del asesinato de una familia de un pueblo de Estados Unidos, la captura de los asesinos y su sentencia a pena de muerte.

Años más tarde se cuestionó la veracidad de los datos proporcionados sobre la familia de los asesinos. Algunos son inventados para influir sobre la opinión de los lectores.

Truman Capote en el cine

Truman Capote debe gran parte de su popularidad al cine, y especialmente a la archiconocida “Desayuno con diamantes”, donde la adaptación del guion convirtió a una mujer de dudosa reputación en la maravillosa Audrey Hepburn que desayunaba mientras contemplaba los escaparates de la joyería Tiffany’s. Mientras que un jovencísimo George Peppard interpreta a un aspirante a escritor interesado en la vida de su joven vecina.

Por supuesto, “A sangre fría” también fue llevada al cine en 1967, y el director Richard Brooks insistió en rodar en auténticas ubicaciones de Holcomb, Kansas.

En 1995 “El arpa de hierba” también llegó a las pantallas de la mano del director Charles Matthau, y retrata con gran fidelidad parte de la infancia de Truman Capote en Alabama.

Además, Truman escribió varios guiones entre los que podemos destacar “¡Suspense!”, interpretó un papel en “Un cadáver a los postres” e hizo una breve aparición en la película “Annie Hall” de Woody Allen.

Pero cuando realmente su personaje empezó a formar parte de la leyenda fue tras las películas “Capote” e “Historia de un crimen”. Done se narra la vida del escritor mientras investigaba para la novela “A sangre fría”.

Imagen cortesía de bibliofiloenmascarado.com

Share Button