Katherine Mansfield nació en Nueva Zelanda, pero enseguida se dio cuenta de que eso no era para ella. Se sentía frustrada por la represión que sufrían los maoríes. Por fin, después de mucho insistir y con solo 15 años, sus padres dejaron que se trasladara a Inglaterra para asistir al Queen’s College de Oxford.

Allí escribía…