China Miéville, un representante de la New Weird

Share Button

China Miéville es un escritor orgulloso de sí mismo, de su trabajo y de su ideología. Se define a sí mismo como un escritor de literatura fantástica y con solo 44 años de edad ya ha conseguido algo por lo que muchos otros escritores suspiran toda su vida: prestigiosos premios y una legión de fans incondicionales que esperan la aparición de su siguiente libro.

Un escritor de personalidad inquieta

China Miéville nació en 1972 en Londres. Pasó su infancia en Willesden, un barrio de clase trabajadora del noroeste junto a su madre y su hermana. Sus padres cesaron la convivencia justo después de que él naciera y China ha reconocido varias veces públicamente que nunca conoció a su padre en profundidad.

Su madre, nacida en Nueva York, era traductora, escritora y profesora. Las influencias de este ambiente en China saltan a la vista, y también le transmitió la nacionalidad estadounidense.

Cuando tenía 18 años, su personalidad inquieta le llevó a pasar un año en Egipto enseñando inglés. Así desarrolló una gran afición por la cultura árabe y la política de Oriente Medio.

En sus obras podemos ver cómo se manifiesta su personalidad independiente. Bebió de las obras de todos los grandes maestros, como J. G. Ballard o H. P. Lovecraft, pero en sus trabajos solo se puede hablar de influencias y nunca de imitación, siempre consigue sorprender a su público.

China Miéville y su actividad política

No suele ser habitual que los escritores se definan tan claramente a favor de unas ideas políticas y las defiendan con tanta pasión. Pero nada en China Miéville es habitual.

En su gran obra sobre política Between Equal Rights, China propone una revisión de la teoría legal del marxista ruso, Evgeny Pashukanis aplicada a las leyes internacionales.

Es miembro de la British Socialist Workers Party en el Reino Unido, una organización de ideología trotskista y también de la International Socialist Organization en Estados Unidos.

En el Reino Unido, fue candidato a la Cámara de los Comunes en las elecciones generales del año 2011 por la Socialist Alliance, pero no consiguió suficientes votos.

En agosto del año 2013 fue una de las nueve destacadas personalidades que firmaron una carta abierta dirigida al periódico The Guardian anunciando la fundación de un nuevo partido de izquierdas Left Unity. En la carta explicaban que pretendían retomar la defensa de los derechos de la clase obrera que había sido traicionada por los sindicatos y los partidos tradicionales. Además prometían defender el medio ambiente, las políticas feministas y posicionarse contra todas las formas de discriminación.

 

Fuente: http://www.bleedingcool.com

Share Button