Ana María Matute, una niña marcada por la guerra

Share Button

Ana María Matute nació el 25 de julio de 1925 en el seno de una familia acomodada de Barcelona, pero la guerra civil supuso un gran cambio en su forma de vida. Después de ser testigo, como niña, de una guerra incomprensible atravesó como adolescente una dura posguerra. Ambas experiencias subyacen y se transmiten a través de gran parte de sus novelas.

El precio de ser fiel a sí misma

A los 17 años escribió su primera novela, a la que llamó Pequeño teatro, pero no fue publicada hasta 11 años más tarde.

Sus encontronazos con las leyes comienzan pronto. En 1949 su obra Luciérnagas quedó semifinalista del Premio Nadal, pero la censura impidió su publicación porque no se consideró políticamente correcta.

En 1952 se casó con escritor Eugenio de Goicoechea, en 1954 nació su hijo Juan Pablo y en 1963 se separó. A causa de las leyes de la época perdió la custodia y la posibilidad de ver a su hijo, al que tenía que visitar a escondidas gracias a la bondad de su suegra y su cuñada.

Cuando por fin recuperó la custodia, en 1965 fue a Bloomington (Indiana) junto con su hijo para dar clases de literatura española. Allí comenzó una historia de amor con el empresario francés, Julio Brocard, con quien mantuvo una larga relación y a quien solía llamar “Mi marido bueno”.

Ana María Matute y el reconocimiento como escritora

Ana María fue la tercera varias veces. La tercera mujer que recibió el Premio Cervantes y la tercera mujer que ingresó en La Real Academia Española de la Lengua en 300 años, ocupó el sillón con la letra K.

Su obra es una de las más premiadas y reconocidas entre las escritoras españolas del siglo XX.

Entre la gran cantidad de galardones recibidos se cuentan el Premio Nadal en 1947, el Premio Café Gijón en 1952, el Premio Planeta en 1954, el Premio de la Crítica de Narrativa Castellana en 1959, el Premio Nacional de Narrativa en 1959, el Premio Nadal por segunda vez también en 1959, el Premio Lazarillo en 1965, el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 1984 y muchos otros.

Sobre el Premio Nobel, no lo consiguió, pero hubo fuertes rumores de que su candidatura tuvo mucho peso junto con la del poeta Vicente Aleixandre.

Además, en 1987 se celebró la primera edición del Premio Ana María Matute de Narrativa de Mujeres.

Fuente: http://www.elcultural.com

Share Button